lunes, 13 de febrero de 2012

Mi historia - Parte 1-

Voy a dedicar algunos post a contar mi historia. Algunos pensarán que mi vida no es tan importante como para tener que contarla, y no lo es. Solo quiero escribila, desde la simplicidad, como cualquier historia.
La historia de cualquier persona.
No os esperéis una historia perfecta. Para nada. He decidido no maquillar la realidad, voy a ser completamente sincera. Creo que la verdad nunca es perfecta, es solo la verdad, por eso es bella.

Aviso, este texto puede tener algunos conceptos que no entiendas, si necesitas que te aclare algo escríbeme un coment :)

Mi historia empieza donde empieza la de mis padres.


Mi madre nació en 1951 en Volta Redonda, Rio de Janeiro, Brasil. En el seno de una familia Protestante del ramo Bautista. Varias generaciones de bautistas anteceden a la suya.

Se crió en la Rua 60. Era muy buena estudiante, y la mejor jugando a las canicas. Tenía un carácter explosivo y en muchas ocasiones era sorprendida peleándose con algún chico que la había insultado, o simplemente había sacado mejores notas que ella.
Tenía seis hermanos. Tres hermanas y dos hermanos.
Todos con una personalidad de sangre caliente como la suya, os podéis imaginar la batalla campal que se armaba en un pis pas.

Hay tantísimas anécdotas de su infancia, de sus aventuras, de sus batallitas entre hermanos, que si empiezo no acabo.

En esta historia hay tenedores calentados al fuego, dentistas con enchufes en la boca de una niña y peluquerías caseras donde preciosos rizos rubios terminaban en la basura. 


Su infancia estuvo marcada por una tormentosa relación con sus padres. A la edad de 13 años, cuando pasaba unas vacaciones con unos primos suyos en otra ciudad, tuvo una experiencia que marcó su vida. Fue bautizada por el Espíritu Santo.

La noticia no fue bien recibida en su casa como tampoco en su iglesia, que era bastante tradicional y no aceptaban ese tipo de cosas.

Recibió a las pocas semanas una carta de exclusión de la iglesia y burlas de parte de sus padres y hermanos. La situación fue muy crítica, empeorando su relación, hasta tal punto de tener que esconderse en el armario para orar, porque no la dejaban.

Con 17 años decidió ir al seminario de las Asambleas de Dios en Pindamonhangaba para estudiar Teología y sintió un gran deseo de dedicarse a las misiones. Tenía una preciosa voz y tocaba la guitarra y el acordeón.
Unos años después asistió a unas conferencias de JCUM (Juventud con una misión) y fue invitada a hacer su escuela de discipulado en Argentina en el año 1978.

Continuará...

4 comentarios:

  1. HAY NOS HAS DEJADO CON GANAS DE MAS JEJEJE YO CONOCI A TU MAMI CUANDO TRABAJABA EN REMAR ,A TU PAPI Y A TI CUANDO ERAS UNA CANIJA JAJA ,PERO TU MADRE SIEMPRE ME DABA PALABRA DE ALIENTO Y ANIMO ,SIENTO QUE TU PADRE MARCHARA TAN JOVEN PERO SEGURO QUE ESTARA MEJOR QUE NOSOTROS EN LA PRESENCIA DEL SEÑOR ,BUENO ESTOY ANSIOSA QUE CONTINUE ESTA HISTORIA ,UN ABRACITO

    ResponderEliminar
  2. WOW Q LINDA HISTORIAA ME QUEDE PRENDIDA EN CADA PALABRA ,QUIERO LEERTE MAS QUERIDA KESIA..

    ResponderEliminar
  3. ME ENCANTOOO KESIA Y Q ES UN ''PIS PAS'' SORRY YA SABES SOY ARGENTINA Y ALGUNAS PALABRAS NO LAS ENTIENDO ,QUIERO LEER MASSSSSS CUIDATEE SI (ALEJANDRA RODRIGUEZ)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un pis pas es como decir, en segundos. :D

      Eliminar